lunes, 11 de enero de 2016

El don de ser hijos de Dios [Incluye Video] - P. Santiago Martín

El don de ser hijos de Dios
[Incluye Video]
P. Santiago Martín


El último vídeo del Papa, en el que hace una llamada a todos a rezar para que las diversas religiones sean motivo de paz y no de guerra, ha llevado a algunas personas a preguntarme sobre la filiación divina de los hombres. ¿Somos todos hijos de Dios?”. Esta pregunta responde el P. Martín en el Video que está al final de este post.


[FVN] El Padre Santiago Martín, Sacerdote Fundador de los “Franciscanos de María”, explica en un reciente video (de magnificat.tv) qué sentido tiene para los cristianos la afirmación “hijos de Dios” -verdadero “don” inmerecido- que se distingue claramente del hecho de ser “criaturas amadas por Dios”. 

Sólo hay un Hijo Único del Padre, Jesucristo. Por eso, aunque todos los hombres son verdaderamente “criaturas amadas por Dios”, sólo algunos son “hijos” en el “Hijo”. Una distinción esta que, si no se hace adecuadamente, convierte en superficial la Misión y la Evangelización, e incluso en innecesario el sacramento del Bautismo.

Veamos ahora los textos del Catecismo de la Iglesia Católica, citados por el P. Martín.

+ “Por el bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios” (nº 1213).

+ “El nuevo bautizado es ahora hijo de Dios en el Hijo Único. Puede ya decir la oración de los hijos de Dios: el Padre Nuestro” (nº 1243). 

+ “Hecho hijo de Dios, revestido de la túnica nupcial, el neófito es admitido «al festín de las bodas del Cordero» y recibe el alimento de la vida nueva, el Cuerpo y la Sangre de Cristo” (nº 1244).

+ “Por tanto, la Iglesia y los padres privarían al niño de la gracia inestimable de ser hijo de Dios si no le administraran el Bautismo poco después de su nacimiento” (nº 1250). 

+ “El Bautismo no solamente purifica de todos los pecados, hace también del neófito «una nueva creatura» (2 Co 5, 17), un hijo adoptivo de Dios (cf. Ga 4, 5-7) que ha sido hecho «partícipe de la naturaleza divina» (2 P 1, 4), miembro de Cristo (cf. 1 Co 6, 15; 12, 27), coheredero con Él (Rm 8, 17) y templo del Espíritu Santo (cf. 1 Co 6, 19)” (nº 1265).

+ “Los bautizados, «renacidos [por el bautismo] como hijos de Dios están obligados a confesar delante de los hombres la fe que recibieron de Dios por medio de la Iglesia» (LG 11)” (nº 1270).

+ “El fruto del Bautismo, o gracia bautismal, es una realidad rica que comprende: el perdón del pecado original y de todos los pecados personales; el nacimiento a la vida nueva, por la cual el hombre es hecho hijo adoptivo del Padre, miembro de Cristo, templo del Espíritu Santo. Por la acción misma del bautismo, el bautizado es incorporado a la Iglesia, Cuerpo de Cristo, y hecho partícipe del sacerdocio de Cristo” (nº 1279).

Además de los textos del Catecismo, el P. Martín cita el prólogo del Evangelio de San Juan:

+ “Vino a los suyos y los suyos no le recibieron. Pero a los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios” (Jn 1, 11-12).



El don de ser hijos de Dios 
P. Santiago Martín






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...